Encender la inspiración es dejar que la creatividad tome el control.

Es dejarse llevar y que las ganan iluminen el camino.

Encender el corazón es desafiarlo, llevarlo al limite de lo posible para descubrir que podes mucho más de lo que crees.

Encender la curiosidad es buscar la sorpresa, necesitar la novedad.

Encender la pasión a veces es simplemente, escender un celular.